Archivo de la etiqueta: Vicios

Hijo Pródigo


Hijo PródigoComienzo con la letra de una canción que ha impactado mi vida los últimos 3 días.

“Vengo ante Tí Señor, vengo a pedirte perdón

He de entender que solo en Ti tengo seguridad y felicidad

Hoy vengo a Ti, rogando que mi vida

Hoy vuelva a ser como era, junto a Ti Señor.

Se que desperdicié, todo lo que recibí

Y hoy vuelvo a Ti, rogando Señor, que Tu me des el perdón

Quiero entregarte hoy, todo lo mejor que hay en mi

He de seguir no volveré atrás, te amo Señor Jesús.” Continuar leyendo

Anuncios

Los piojos de Dios son NO imitables


No me dejarás mentir, no hay nada como las cosas originales. Puede ser que al principio resulten las imitaciones un tanto parecidas a las originales; sin embargo al pasar un poco los días es notoria la diferencia en términos de calidad. Creo que todas las personas con uso de razón, es decir, con una sensatez y equilibrada mente prefiere lo original a una imitación, por más fina que esta sea.

Resulta curioso que cuando hablamos en términos de nuestra vida espiritual no hacemos lo que decimos, es decir casi todos profesamos ser cristianos, gente que va a la iglesia que reconoce que existe un Salvador, que Dios es verdadero y que son hijos de Dios; sin embargo a la hora de la verdad, el diario vivir no concuerda con lo que divulgamos. Por una parte decimos que vamos a la iglesia y que seguimos a Dios, pero por otro lado nuestras acciones distan mucho del comportamiento de un verdadero hijo de Dios. Continuar leyendo


Hablas solo porque tienes boca



En varias ocasiones he escuchado “Hablas solo porque tienes boca” haciendo referencia de cuando opinamos de algo que no tenemos idea o información contundente para emitir un juicio de valor. Creo que son contados los seres humanos que no han abierto su boca apresuradamente para dar su punto de vista sobre algo de lo cual no conocen verdaderamente. El hablar sobre cuestiones que desconocemos nos ha acarreado desventuras y situaciones que juegan en contra. Continuar leyendo


Callando la Ignorancia


Generalizando, el hombre y la mujer entiende por libertad a la condición de poder hacer lo que se le venga en gana. Creen que la libertad es ser lo que quieras ser, convertirte en lo que tus impulsos más profundos y encarnados deseen. Se piensa que libertad es actuar de manera natural, destruir corazones y andar por la vida sin rumbo fijo, sin obligaciones, ni responsabilidades. Se tiene la idea que libertad es hacer con tu cuerpo lo que se te antoje, tener sexo con quien se te venga en gana y ponerte cualquier sustancia para hacerte volar. Continuar leyendo


¿Para qué soy bueno?


Hasta los gemelos tienen diferencias entre ellos, nadie es igual al otro, todos tenemos una personalidad singular, un rostro y cuerpo diferente. Ninguno de nosotros somos iguales, algunos nos gusta comer grasoso, a otros comer saludable; a unos nos gustan los colores fuertes, a otros les gusta los colores pasteles; a unos nos gustan la playa, a otros les gusta la montaña; unos prefieren el frío, otros el calor; unos le van al Barcelona, otros al Madrid (engañados, jajajaja). Todos y cada uno de nosotros somos personas únicas, diferentes y sin reemplazo. En verdad nos convertimos en unas obras de arte sin par, Dios nos creó y quebró el molde después. Jamás existió ni existirá otro Josué Guzmán idéntico a mi persona, para bien o para mal no habrá otro como yo. Somos singulares, somos únicos, somos diferentes. Continuar leyendo


Todo me es lícito pero no todo me conviene


Creo que todos y cada uno de nosotros hemos escuchado la frase “Yo hago lo que se me ronca la gana” al dar a entender que la persona es libre de hacer lo que ella quiera, cuando quiera y como quiera. Si bien es cierto hay leyes, pero cada uno toma la decisión de respetarlas o no, por lo tanto al final viene siendo casi lo mismo, que la gente hace lo que se le venga en gana hacer. Continuar leyendo


Deja de Vivir en una Burbuja


¿Cuántos quisieran vivir nuevamente su infancia? Creo que la mayoría quisiera vivir nuevamente esos maravillosos años cuando eran unos pequeños críos, donde casi nada les preocupaba y no tenían tanta conciencia del mal o del bien. Pensaban que sus padres era superhéroes que nadie podía contra ellos. No tenían idea de lo que a mamá y a papá les costaba comprar todo lo necesario y no necesario para vivir. Lo único que importaba en tu vida era jugar y obtener buena nota en la escuela. Continuar leyendo


¿Qué venga un muerto para que te diga qué hacer?


En el capítulo 16 de Lucas se nos cuenta la historia de un rico que todos los días ofrecía banquetes exquisitos a sus amigos, un día se murió y desde el Hades vio a Abraham y le dijo que por favor enviara a un mensajero a la casa de su padre para que persuadirá a sus 5 hermanos y evitar su sufriera como él en el lugar de tormento donde estaba. La respuesta de Abraham fue dura pero clara, a Moisés y a los profetas tienen, que les hagan caso a ellos. Entonces el hombre rico le respondió que había más posibilidad que sus hermanos le creyeran a un muerto que los llega a persuadir para que se arrepientan que a los profetas. Volvió Abraham a responderle claramente: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Continuar leyendo


¿Qué provecho tiene?


Los seres humanos nos caracterizamos de la demás creación de Dios porque tenemos un grado de inteligencia mucho mayor. He leído que los científicos se asombran del gran poder que tiene el cerebro y que lamentablemente ocupamos un mínimo porcentaje. Somos seres inteligentes, muy inteligentes, sabemos lo que queremos, sabemos lo que está bien, sabemos cuando las cosas no andan bien, sabemos cuando nos hemos equivocado, sabemos qué nos trae provecho y qué nos daña. Si tenemos tanto conocimiento de lo que nos conviene y qué no ¿por qué hacemos cosas que nos perjudican? Continuar leyendo


Las Presiones de la Sociedad


No es nada fácil llegar más allá de los 30 años sin haber perdido un poco tu identidad o razón de ser en esta vida. Todos algún día fuimos recién nacidos, y por lo tanto personas sin rencores, sin vicios, sin malos pensamientos, sin delitos, sin mentiras y sin malas intenciones. Está claro que teníamos el disco duro, no en blanco, sino más bien sin influencias externas. Resultaría absurdo decir que hubiera sido mejor no tener influencias externas, ya que sin ellas no pudiéramos leer, ni comunicarnos, ni desarrollarnos.

Entonces ¿Qué es lo que no está bien con las influencias externas? Resulta que conforme fuimos creciendo, hemos ido adoptando maneras de proceder no tan inteligentes y que lejos de dar un bienestar, generan destrucción en el largo plazo, y muchas veces en el corto plazo. Nacimos sin vicios ¿Cómo es posible, que hoy tengamos esos vicios? ¿Cómo los cogimos? ¿De dónde? Hicimos nuestros esos vicios al ver, oír y hacer lo que otras personas nos persuadieron. Es tan bochornoso ser una persona con vicios, que muchos padres de familia se esconden de sus hijos para fumar y embriagarse. Hay personas tan atadas a problemas sexuales, como la pornografía, la fornicación y adulterio, que están destrozadas por dentro y han experimentado que todas esas prácticas realmente no satisfacen sus necesidades de sentirse amadas y queridas, y solo consiguieron hacer más grandes esos problemas. Por pura presión social muchos jóvenes tienen relaciones sexuales, solo para ser aceptados en el grupo. Muchos ya no pueden hablar si no se dice una mala palabra. Muchos ya no pueden celebrar un evento si no hay bebidas alcohólicas de por medio o un reventón donde se pierda el conocimiento hasta el día siguiente. Comienza como fiesta de cumpleaños para su hijo de 5 años y termina en borrachera en el puerto con los amigos y amigas.

No cabe duda que nos hemos dejado influenciar por amigos, por los medios de comunicación y por muchos factores más. Hemos dejado minar nuestra identidad adoptando maneras de actuar que no estaban en nuestra naturaleza. Alguien me podría decir: “Josué, yo he estudiado y tengo un buen trabajo, además una muy bonita familia” a lo cual diría, está muy bien, de eso se trata justamente de desarrollarse. Pero muchas veces no solo nos desarrollamos propositivamente, tenemos vicios que al final destruyen todo lo que nos costó tanto alcanzar, y siempre cabe la posibilidad de ser mejores, de estar en mejores condiciones.

¿Por qué no empezamos este día a quitarnos todo eso que hemos adoptado y que nos perjudica? ¿Por qué no dejarse influenciar por corrientes de agua pura, que lo que buscan es nuestra salud y desarrollo? ¿Por qué no influenciarte por el mensaje que Jesús trae a tu vida? total ya todos nos hemos dejado influenciar con cosas no precisamente buenas y positivas a nuestra vida. No pierdes nada y puedes ganarlo todo.

Hechos 4: 18 Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. 19 Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20 porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com


A %d blogueros les gusta esto: