Hijo PródigoComienzo con la letra de una canción que ha impactado mi vida los últimos 3 días.

“Vengo ante Tí Señor, vengo a pedirte perdón

He de entender que solo en Ti tengo seguridad y felicidad

Hoy vengo a Ti, rogando que mi vida

Hoy vuelva a ser como era, junto a Ti Señor.

Se que desperdicié, todo lo que recibí

Y hoy vuelvo a Ti, rogando Señor, que Tu me des el perdón

Quiero entregarte hoy, todo lo mejor que hay en mi

He de seguir no volveré atrás, te amo Señor Jesús.”

Anuncios

Cuando Dios elaboró el plan de tu vida, eligió a las personas adecuadas, las circunstancias y las oportunidades correctas. Ya ha liberado en tu futuro su favor, oportunidades sobrenaturales, conexiones divinas. Debes entrar a las bendiciones de Dios, Él ya tiene preparado todo para ti y para mi, ya las está liberando en el futuro. Tal vez no las puedas ver, ni entender, pero eso no significa que no existan. No pierdas la fe y sigue dando lo mejor de ti; te sorprenderás a lo que llegarás.



Nació el 16 de agosto de 1958 en Bay City, Michigan. Su madre con descendencia franco-canadiense y su padre ítalo-americano habían concebido por tercera vez y la criaron en los suburbios de Detroit (Rochester Hills EEUU). En total eran seis hijos y ella recuerda bien cuando su madre lloraba y la abrazaba, mas no entendía por qué. Le dio la impresión que ella debía ser muy fuerte en la vida y ser de fortaleza para ella en lugar de su madre para consigo.

Una vez la llamó cuando estaba acostada en “algo” y ya no parecía responder más. Luego de varias horas notaría que sus labios estaban cosidos. Había muerto a los 30 años de edad de cáncer mamario y posteriormente entendería lo que sucedió en su vida llenándose de culpa, pérdida, ira y confusión… se dio cuenta que la había perdido para siempre. Luego de todo esto sería la chica solitaria que estaba buscando siempre algo en su interior mientras cuidaba a sus hermanitos.


Te vas a sorprender (al menos yo lo hice) cuando te diga que existen dos tipos de tristezas, y más cuando te diga cuales son: La tristeza que es según Dios y la tristeza del mundo.

La tristeza según Dios es aquella que produce arrepentimiento para salvación de tu alma. Al decirlo en un contexto menos rebuscado, este tipo de tristeza es aquella que nos hace sentir mal ante Dios, nos hace sentir incómodo con nuestro actual ser y no nos deja estar bien hasta encontrar una armonía con Dios. No has notado que muchas veces, luego de las grandes juergas y carnavales, hay algo que hace falta; sientes que te has divertido toda la noche, la pasaste bien con el chico o la chica, diste rienda suelta a tu imaginación sexual, pero al final cuando estas solo sientes como que algo falta, como que “te la pasaste chivísimo” pero falta algo, no te sientes completo. Esto es tan grande que concluimos que la vida así es, que todos se sienten así. Esa es justamente la tristeza según Dios, la que te incomoda, la que no te hace “gozar” completamente de las balandronadas y desfachateces.