Todos y cada uno de nosotros tiene una conceptualización de lo que es pecado. Para no hacer este punto un lío, pecado se puede definir como todo aquello que separa al hombre de Dios, o si lo prefieres, de Dios al hombre. Todos independientemente de la religión que profesa (a menos aquellos que se consideran ateos, de lo cual he hablado mucho anteriormente) creen en la existencia de un Dios, y creen en la existencia de buenas y malas acciones tomando de referencia un escrito donde están las enseñanzas que Dios dejó.

Anuncios