Opta por la fe y no por el miedo


Cuando estaba muy pequeño y mis padres me tomaban en sus brazos, venían hermanos y les decían: “cuando crecen es el problema”. Fui creciendo y cuando ya era casi un adolescente: “ya verá que a esa edad son tremendos los jovencitos, ya lo verán”. Luego fui creciendo y esas predicciones jamás pasaron, soy una persona,Sigue leyendo “Opta por la fe y no por el miedo”

El Envidioso


Envidiar es una emoción que no sólo implica anhelar lo que la otra persona tiene, querer estar pasando por la misma circunstancia que el otro; el acto de envidiar implica mucho más: te coloca en un plano de continua insatisfacción y de queja permanente. La envidia nace de la sensación o de la creencia deSigue leyendo “El Envidioso”

Ninguna Mujer puede Domar la Lengua ¿Mito o Realidad?


Existe un mito en buena parte de la población mundial que la mujer es el ser chismoso por excelencia. Tengo que admitir que ese mito no me es del todo desagradable tomando en cuenta que soy hombre, pero en el intento de ser totalmente sincero, el mito anterior es irrevocablemente falso. En una hora podemosSigue leyendo “Ninguna Mujer puede Domar la Lengua ¿Mito o Realidad?”

Todo me es lícito pero no todo me conviene


Creo que todos y cada uno de nosotros hemos escuchado la frase “Yo hago lo que se me ronca la gana” al dar a entender que la persona es libre de hacer lo que ella quiera, cuando quiera y como quiera. Si bien es cierto hay leyes, pero cada uno toma la decisión de respetarlasSigue leyendo “Todo me es lícito pero no todo me conviene”

No hay por dónde escapar


Si has escuchado el canto de un pajarito por las mañanas, si los rayos del sol algún día te han obstaculizado la vista, si en algún momento has disfrutado de la sombra de un gran árbol, si has experimentado el tierno cuidado de una mascota como un perro, un gato o un perico, si hasSigue leyendo “No hay por dónde escapar”

Artista de las Lenguas


Son innumerables las ocasiones en que nos hemos metido en descomunales conflictos por la manera cómo dijimos las cosas, o cómo estás sonaron. En muchas de esas ocasiones no era tu intención ofender a tu amiga, sin embargo ella se ofendió por el tono de voz, por la expresión de cara o la combinación deSigue leyendo “Artista de las Lenguas”