El Romance con Dios


La palabra oración ha llegado a ser una palabra negativa. ¿Por qué lo digo? El ministerio de oración es uno de los que menos le interesa a la gente participar. Regularmente el culto de oración son de los menos concurridos. Si digo que predicaré acerca de la oración, en lugar de atraer, ahuyentaré a laSigue leyendo “El Romance con Dios”