En varias ocasiones he escuchado “Hablas solo porque tienes boca” haciendo referencia de cuando opinamos de algo que no tenemos idea o información contundente para emitir un juicio de valor. Creo que son contados los seres humanos que no han abierto su boca apresuradamente para dar su punto de vista sobre algo de lo cual no conocen verdaderamente. El hablar sobre cuestiones que desconocemos nos ha acarreado desventuras y situaciones que juegan en contra.

Anuncios