Antes que me quieras linchar, lee hasta el final esta pequeña reflexión, y te darás cuenta que el tema de esta lectura es muy atinado.

Es un poco absurdo el que haya un día dedicado a la madre, suena tan vacío y comercial que cuesta creer que las queridas madres se tomen los agasajos de este día como algo real y salido del corazón. Es parecido al tradicional regalo del 24 o 31 de diciembre, miles y miles de personas comprando “lo que encuentren” en los almacenes al mejor precio posible para salir del compromiso del regalo para el ser querido.

¿Cuántos hijos e hijas festejarán este día solo por el hecho de que la mamá no se resienta y no por el hecho de sentirlo en el corazón? Vamos sincérate, que si este día jueves no fuera 10 de mayo no hubieras tomado el teléfono esta mañana para felicitar a tu mamá. ¿Por qué no lo hiciste ayer? ¿Por qué no lo harás mañana? ¿Captas la idea? Es por esta actitud que digo que es totalmente absurdo que haya un día de las madres.

Anuncios

Hoy quisiera hablar de un ser humano en especial que es totalmente incomprensible, un ser humano que llegué a pensar en algún momento que no es humano, ya que va en contra casi que de toda lógica de comportamiento mezquino y egoísta predominante en la suciedad, digo sociedad. Es correcto, creo que te di una pista con el tema de la reflexión, estoy hablando de esa persona que llamamos mamá.