Feliz Verdaderamente Para Siempre


Cualquiera que lea el tema dirá, Josué te equivocaste ya que debería el título ser “Para Siempre Verdaderamente Feliz”. En realidad no es una equivocación, es

precisamente lo que deseo dejar plasmado en tu vida, lo difícil no es alcanzar un punto grande de felicidad sino más bien el mantener esa felicidad para siempre verdaderamente.

Creo que la mayoría de nosotros hemos sido feliz en algún momento de la vida producto del nacimiento de nuestro hijo, de un regalo sorpresa que nos dieron, un

nuevo trabajo que conseguimos o por un viaje de vacaciones que vamos a emprender. Nadie me dejará mentir que esa felicidad no dura para siempre, ya que si fuera para

siempre no hubiera

trabajadores no conformes, no existieran padres deprimidos y amargados, no hubiera turistas y cumpleañeros tristes.

La felicidad que nos proporciona todos esos eventos es muy bonita y agradable, pero debemos de aceptar que no es para siempre, al pasar los días, meses o años se desvanece como la neblina. Ahora cabe la pregunta: ¿Entonces se puede ser feliz realmente para siempre?

Es grandioso ser feliz sin saber realmente por qué, sin haber experimentado un evento grato, sin saber que disfrutarás de un beneficio, simplemente eres feliz y te sientes bien co

n muchas fuerzas sin importar que tengas muchos problemas o tu vida económicamente no esté del todo resuelta. Esto es justamente lo que nos proporciona Jesús cuando le aceptamos realmente en nuestra vida.

Hoy es un día donde puede empezar a fluir esos torrentes de agua viva en todo tu ser, esa agua que saciará tu sed de felicidad para siempre. Ven acércate a Jesús, no pierdas esta oportunidad ya que tú mereces ser feliz no solo por un rato, sino para siempre.

Juan 7:37-38

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Josué Manuel Guzmán

josueguzman.wordpress.com

Anuncios

Dios Siempre Responde


Yo sé que el tema de Mi Porción Diaria de hoy es una frase trillada que más de una docena de veces la hemos escuchado. Hoy no me interesa decírtelo nuevamente, sino má

s

bien recordarte que Dios nunca te dejará varado en el camino, que Dios no se ha olvidado de aquel día en que le hiciste esa promesa.

Esta sociedad nos encamina a estar cada día más alejados de Dios, a pensar que Dios es una falacia que no actúa en nuestras vidas. Hoy quiero decirte, por experiencia propia, q

ue Dios es Real, es una persona que si tú se lo permites está pendiente de ti, día y noche. Él actúa de una manera sorprendente y maravillosa en la vida cotidiana de cada uno de los que le hemos abierto su corazón.

Hoy quiero recordarles a todas aquellas personas que renunciaron a la vacía manera de vivir y confiaron su corazón a Jesús, que aunque estés pasando momentos atribulados, Dios está contigo y ÉL es tu siempre viva esperanza.

Debes ser dependiente de Dios, aunque las condiciones actuales te digan que solo dependes de tus habilidades seculares. Este día puede ser el día en que veas el cielo azul nuevamente, sólo declárale a Dios esa salida de los problemas, esa sanidad a tus enfermedades. Aunque no te parezca, Dios nunca te ha abandonado.

Joel 3:16. Y Jehová rugirá desde Sion, y dará su voz desde Jerusalén, y temblarán los cielos y la tierra; pero Jehová será la esperanza de su pueblo, y la fortaleza de los hijos de Israel.

Josué Manuel Guzmán
josueguzman.wordpress.com

¿Estoy Haciendo lo Bueno?


Esta es una pregunta que un filósofo seguramente respondería: “El hacer lo bueno y lo malo es relativo, para algunas personas lo que haces es malo pero para otros es bueno, lo importante es que para ti sea bueno.”

Con ese argumento tan pobre y llano, muchos salen de sus casas a cometer actos delictivos en nombre de la sobrevivencia de sus familias y seres queridos; otros tratan de engañarse que lo que hacen es “normal y bueno” solo por el hecho que nadie les ha dicho que es malo.

Un policía nos pondrá una multa si nos pasamos una luz roja, y lo de menos es si tenemos conciencia si fue bueno o malo lo que hicimos. Lo que trato de decirte en este momento es lo siguiente: ¿Estás totalmente claro y seguro qué es hacer el bien?, te lo pregunto ya que no será excusa el relativismo filosófico del bien y del mal ante el juicio de Dios.

Es momento de cultivarnos, lee la Biblia y entérate que es lo realmente bueno para tu vida.

Juan 5

29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Josué Manuel Guzmán
A %d blogueros les gusta esto: